¿QUÉ ES MIGRANTE CERO?

A menudo, el discurso de la seguridad nacional marca la agenda de los Estados, criminalizando a las personas migrantes, que en su necesidad de evadir controles son orilladas a la invisibilidad.  Ante la ineficacia de esta visión de las políticas públicas, Migrante Cero promueve un enfoque de  seguridad humana que sitúa en el centro a las personas migrantes y el cumplimiento de sus derechos: derecho a un juicio justo, derecho a la libertad y la seguridad, derecho a la salud, derecho a la alimentación y derecho a la vida, entre otros.

En México, a pesar de la existencia de leyes vinculadas con estos derechos, faltan instrumentos que permitan recabar información para monitorear su efectivo cumplimiento. El patrón general son cifras negras, vacíos y, en caso de existir la información, falta de datos desagregados, secrecía, desconocimiento e insensibilidad de las autoridades frente al tema.

En este contexto, uno de los principales retos es garantizar la disponibilidad de datos adecuadamente desagregados que permitan evaluar y mejorar la situación de los derechos humanos de la población migrante extranjera en México.

Por ello, Migrante Cero ofrece un instrumento de medición basado en indicadores de derechos humanos que permite evaluar el cumplimiento de las obligaciones del Estado mexicano y de las entidades federativas con respecto de la seguridad de las personas migrantes.

SEGURIDAD PARA LA PERSONA MIGRANTE

 

Seguridad para el Migrante es la obligación prioritaria del Estado de garantizar la seguridad del ser humano, protegiendo sus opciones y oportunidades de estar libre de cualquier tipo de riesgos, amenazas y vulnerabilidades. Todo ello debe ocurrir en el contexto de un Estado que protege los espacios públicos y garantiza los derechos ciudadanos, conteniendo amenazas y promoviendo oportunidades de desarrollo y calidad de vida. Así, este concepto aúna seguridad humana,ciudadana, pública y democrática.

Recursos